sábado, 13 de mayo de 2017

Extraño…



Extraño…

Cada amanecer en mi ventana
y ese árbol de ramas verdes
lleno de pájaros con sus trinos,
serenata al alba despidiendo la noche.

Extraño  el rechinar del tren
sonámbulo en la noche oscura,
acoplado al silencio de las calles,
marcando él último de la noche
y el primero de la madrugada.
historias sobre ruedas.

Extraño los muros silenciosos
acompañando mis noches de desvelos,
donde sólo el teclado irrumpía
y sus letras fueron versos,
en los poemas del alma solitaria,
serena música, caricia de las manos,
fluyendo del alma, tanto amor.

Extraño el aroma verde del jardín
los jazmines trepando en la reja del ventanal,
su perfume se adentraba en cada rincón,
y las voces  llamándome,
extraño, tanto, tanto…


Alicia M Moreno
Derechos Reservados
13/05/2017

MI JARDÍN..

sábado, 6 de mayo de 2017

Madre universal…



Madre universal…


Madres sobrevivientes de todas las guerras
Madre de todos los países del mundo,
quisiera poder abrazarlas y enjugar sus lágrimas.
nada podrá calmar el dolor de sus corazones,
ni entibiar sus brazos vacíos.

Sólo puedo  rogarte  Madre  mía,
Madre de Jesús, tú que todo lo puedes,
Amor celestial del universo.
consuela a las madres, que llevan
el corazón sangrando de dolor.

Alicia M Moreno.

06/05/2017


domingo, 30 de abril de 2017

Tengo ganas...



Tengo ganas…

Tengo ganas de ser aire
y llegas hasta tu vera,
deslizarme en tu piel,
y perfumarte de deseo.

Tengo ganas de ser tu sol
 y abrazarte por entero,
ser el agua que bebe tu boca
y bautizarte por dentro
ser lo sagrado que te alimente.

Tengo ganas,
De amarte en el silencio
de una noche de luna y misterio,
llegar al alba ya sin aliento,
sabiendo que no fue un sueño.

Tengo ganas  de ser el beso
que humedezca tu boca,
saciando tu sed  de amor.

Y sólo soy poema
con alas de alondra,
llegando a tu alma  enamorada.

Alicia M Moreno

Derechos Reservados

jueves, 27 de abril de 2017

Nudo en el alma...


Nudo en el alma

Se anuda el alma y duele
ese duelo de amarguras
compartido sólo con el corazón,
corre la sangre fría y prieta,
en los ríos doloridos de las venas.

Hay un grito que nada lo sosiega
más el alma lo  ahoga dentro del pecho,
afilada daga clavada en los recuerdos,
esos que busco en los silencios,
de los días que viven en la mente.

Son las voces recurrentes
que vuelven del pasado, tan ayer,
tan ahora y tan siempre,
recorren las sombras de los  tiempos,
que guarda la memoria.

Se anuda el alma
días grises, lluvia incesante,
sin arco iris en la mirada,
horizonte fugitivo e inalcanzable,
heridas  abiertas,
huella eterna de tanto vivir,
camino hacia la muerte,
sin anuncio de soles.

Alicia M Moreno
Derechos Reservados

27/04/2017